Chiclana encabeza el proceso de regulación de viviendas
2663
post-template-default,single,single-post,postid-2663,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.7,tribe-no-js,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,fs-menu-animation-underline,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Chiclana encabeza el proceso de regulación de viviendas

Ya no hay marcha atrás. La regularización de viviendas en Chiclana va tomando forma desde que el Gobierno local de ese municipio (PSOE-Ganemos) se ha propuesto llevar a cabo este complejo y peliagudo proceso que afectará a 13.500 casas del extrarradio y otras 3.000 parcelas en las que se podrían edificar. En concreto, este procedimiento abarca nada más y nada menos que a 22,5 millones de metros cuadrados del municipio chiclanero, divididos en 16 áreas de regularización.

 

Esta cuestión de máximo interés para vecinos y el propio Ayuntamiento ha sido el principal motivo por el que el Grupo Joly organizó ayer unas jornadas técnicas en las Bodegas Miguel Guerra, donde acudieron cargos políticos, técnicos, peritos, aparejadores, empresarios y vecinos, así como distintos colectivos interesados en saber algo más de las ordenanzas de regularización de viviendas que pretenden aprobar en los próximos meses el Gobierno local de Chiclana de manera definitiva.

 

Así, Cándida Verdier, delegada municipal de Diseminado, adelantó en una de sus intervenciones que el inicio de las obras para las conexiones de servicios básicos (agua potable y alcantarillado) comenzaría antes de fin de año, puesto que la Junta de Andalucía debe dar antes su visto bueno a tres artículos que afectan de lleno a dichas ordenanzas.

 

Con este nuevo plazo se retrasa unos meses la puesta en marcha de la regularización, previstas en un principio para este próximo verano. Las zonas en el punto de mira del Ayuntamiento de Chiclana y que serían las primeras en realizarse las obras de ‘enganche’ de los servicios básicos se sitúan en la Rana Verde, Carboneros o Majadillas Bajas (en uno de los márgenes de la carretera de El Marquesado).

 

Pero las jornadas técnicas dieron más de sí con las intervenciones del alcalde, José María Román, y Rafael Márquez, secretario general de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad Urbana de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, quienes coincidieron en que Chiclana se enfrenta a un largo y complicado proceso de regularización, en el que los escollos estarán a la orden del día.

 

No obstante, el regidor chiclanero puntualizó que se trata de una excelente oportunidad económica y de empleo. «Estamos abriendo brecha y somos punta de lanza en este procedimiento y eso conlleva sus riesgos. Hay mucho trabajo por delante y vamos a hacer el esfuerzo de diálogo para que todo fluya lo más suave posible» apostilló.

 

Además, la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, en su intervención incidió en que las ordenanzas de regularización de Chiclana se fue elaborando en paralelo al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un trabajo previo que sirvió para adelantar el proceso al que le faltan algunos flecos para que se haga realidad con las conexiones de los servicios básicos.

 

Por su lado, Tomás Valiente, director general del Grupo Joly, llamó la atención sobre el gran número de personas que asistieron ayer a las jornadas técnicas sobre la legalización de viviendas, «algo que deja claro el gran interés que suscita este asunto».

 

De hecho, una buena parte de este encuentro técnico se dedicó a responder a las preguntas de los asistentes, quienes quisieron profundizar en cómo se llevaría a cabo el proceso y algunos de ellos mostraron su preocupación por un asunto en que el principal caballo de batalla son los costes y cómo podrán afrontarlos una vez que comiencen los trabajos en distintas zonas o calles del extrarradio.

 

La jornada también sirvió para tomar una vez más el pulso a colectivos y particulares, tanto de la ciudad como de municipios vecinos, que no quisieron perderse esta cita con la regularización de viviendas que, como ya expresaron varios de los intervinientes, se antoja bastante complicado: «El día que acabe este proceso en Chiclana saldré en el New York Times», dijo al respecto en un momento de su charla el arquitecto y director del equipo redactor Territorio y Ciudad del PGOU de Chiclana, Manuel González Fustegueras.