Pedro Górgolas, Director Técnico de TyC en las Jornada anual de socios de AETU celebradas en Cádiz
2685
post-template-default,single,single-post,postid-2685,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.7,tribe-no-js,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,fs-menu-animation-underline,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Pedro Górgolas, Director Técnico de TyC en las Jornada anual de socios de AETU celebradas en Cádiz

El pasado 8 y 9 de junio volvimos a estar con AETU, la Asociación Española de Técnicos Urbanistas, para celebrar las VIII Jornadas Anual de Socios 2018. Recordad que ya asistimos en Toledo a las VII Jornadas de AETU «Crisis de los instrumentos de planeamiento», de la que podéis leer nuestra reseña. En esta ocasión se ha celebrado en la magnífica sede del Colegio de Arquitectos de Cádiz y su temática ha sido «Las urbanizaciones «irregulares/alegales» en suelo rústico. Recomendaciones instrumentos y criterios de intervención».

De nuevo, os dejamos un pequeño resumen de las ideas que allí se debatieron.

Ponencia 1. Planeamiento urbanístico y suburbanización irregular en el litoral andaluz: Directrices y recomendaciones para impulsar la integración urbano-territorial de asentamientos.

(Por D. Pedro Górgolas, Dr. Arquitecto Urbanista)

Esta ponencia abrió el debate sobre la temática de las jornadas con uno de los casos más paradigmático del panorama español, el caso de Chiclana de la Frontera donde, según el ponente, aproximadamente dos tercios de las viviendas se encuentran en situación irregular.

Las claves para entender esta problemática nacerían de muchos factores, desde la demanda de un modelo de vida cercano a lo rural que las ciudades actuales no satisfacen, hasta la inacción y la connivencia de las autoridades de inspección competente. Sin embargo, la ponencia trató de ser muy constructiva y de arrojar posibles soluciones desde la aceptación de la ciudad existente y la renuncia a la continuidad urbana.