Peñíscola activa la revisión del plan general tras más de una década
2659
post-template-default,single,single-post,postid-2659,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.7,tribe-no-js,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,fs-menu-animation-underline,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Peñíscola activa la revisión del plan general tras más de una década

Los grupos políticos que conforman el Ayuntamiento de Peñíscola conocieron ayer jueves el primero de los nuevos pasos para desencallar el proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La empresa encargada de su redacción, Territorio y Ciudad, ha elaborado un documento de trabajo que incluye los cambios solicitados desde la Generalitat para adaptarse a la actual legislación. Entre estas cuestiones, se incluye la estrategia territorial de la Comunitat del 2014, planes de residuos y planificación hidrológica o cambios en materia medioambiental.

El edil de Urbanismo, Romualdo Forner, ha señalado que el encuentro sirvió para que el resto de partidos conocieran las líneas generales, «con el objetivo de cada uno haga sus reflexiones al respecto y prepare aportaciones para así debatirlo en una comisión de seguimiento». La intención es lograr la mayor representatividad posible: «Apostar o desestimar la propuesta del equipo redactor debe ser una decisión de consenso», apostilló Forner.

En el caso de lograr una amplia mayoría, se presentará a la Generalitat para emprender la definitiva redacción del plan. En caso contrario, no se descarta la idea de anular el actual proceso, iniciado hace más de una década, y tener que comenzar desde cero.

Las expectativas iniciales de esta revisión del ordenamiento local contemplaban un notable incremento de las áreas edificables, pero el estallido de la burbuja inmobiliaria y la postura de los técnicos autonómicos, más restrictiva respecto a las propuestas municipales, han impedido hasta ahora llegar a un punto de acuerdo. Con el documento de trabajo presentado ayer se quiere lograr el visto bueno del Consell, asumiendo indicaciones planteadas, pero solicitando algunas posibilidades de poder crecer a nivel urbanístico, atendiendo a su condición de municipio turístico. El ordenamiento vigente en Peñíscola sigue siendo el aprobado en los años 70 del siglo pasado.