Concurso de ideas para el área Dique Mauá
El 24 de junio se lanzó la convocatoria para el Concurso de ideas urbano-arquitectónicas para el área Dique Mauá. Las bases del proyecto, que tomaron en cuenta las sugerencias enviadas por 825 ciudadanos en la consulta abierta realizada en marzo de este año, incluyen que el proyecto ganador no puede ser de uso exclusivo de privados —por el contario, es necesario que contenga espacios de convivencia abiertos—, y debe estar plenamente integrado a la zona.
uruguay, urbanismo, concurso de ideas
6802
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6802,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.7,tribe-no-js,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,fs-menu-animation-underline,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Concurso de ideas para el área Dique Mauá

Territorio y Ciudad SL junto con Christoff + De Sierra arquitectos finalistas del Concurso de ideas urbano-arquitectónicas Área Dique Mauá en Uruguay.

Se trata de darle a la trama, proyectada para esta área por el ensanche de la Ciudad Nueva, la posibilidad de llegar al mar con un diseño preciso de su borde. Posibilidad que hasta ahora siempre estuvo condicionada. Primero por la implantación de las infraestructuras productivas del gas y del dique Mauá, y luego por la propia apertura de la Rambla Sur, que para este sector de ciudad supuso un claro aislamiento de la ribera del Río de la Plata.
Con la propuesta, la ciudad incorpora a su seno, definitivamente, este espacio de singular relación con el agua. Y lo incorpora sobrepasando la potente infraestructura viaria de la Rambla de un modo pacífico, simplemente mediante la construcción de una nueva topografía, basada en mantener prácticamente horizontal la calzada vehicular (aprovechando la inexistencia de colectores a lo largo de ésta) y extender hacia el sur las cotas altas del área, de forma que el espacio destinado a las circulaciones rápidas deja de coincidir con el marco de vida de los usuarios de un nuevo espacio público, unitario, sin solución de continuidad entre el borde del Río y la trama urbana de las calles cercanas. Casi 10 hectáreas de espacio público novedoso y poco común en el borde urbano costero de Montevideo. Asumiendo que la mayor parte de este espacio urbano, en tanto que espacio social, debe estar destinado al uso colectivo.